miércoles, 2 de abril de 2008

Reglas que no están inscriptas

Las clases empiezan antes de cursar. Comienzan cuando nos sentamos delante de la PC y pensamos en las materias a las que debemos inscribirnos. El primer inconveniente que nos enfrentamos es la demora: el SIU Guaraní colapsa el primer día, por lo que anotarse en una materia se vuelve un desafío. Esto se debe a que muchos estudiantes deciden anotarse en primer turno, creyendo posiblemente que eso les garantiza obtener la materia pedida. Error. Durante el primer llamado y ballotage, da igual cuando nos inscribimos. No hay prioridad según el momento de inscripción. Recién en remanente la situación cambia, y opera bajo el principio de "first come, first serve": el primero que llega es el primero que se sirve. O que se anota.
El método de inscripción se rige por la resolución 1945/07 del CD, el Reglamento Académico como lo conocemos. A pesar que tanto directivos de la Facultad como del Centro de Estudiantes acuden a él al explicar cómo es el sistema, éste no explicita del todo el mecanismo. Julio Moyano, Coordinador Técnico de la Dirección de la Carrera, nos explicó que "hay un cupo, incorporado al Reglamento, que es de 45 personas por práctico, 35 por taller y 30 para seminarios ad hoc. Si una comisión se ubica en un aula más chica, entonces se reduce el tamaño en función del espacio." Estos límites son los que el Centro de Estudiantes cuestiona. Santiago Gonzalez, presidente del CECSO, remarcaba el lado negativo de esta propuesta: "Son un límite para el curso. Si supera esa cantidad, no te anotan." Sin embargo, el Reglamento no dice nada acerca de tales límites.
Estas limitaciones se verán afectadas este cuatrimestre. Debido aun problema técnico con las remanentes, hubo comisiones que sobrepasaron su capacidad. Esto es porque figuraban con vacantes cuando en realidad estaban completas. La resolución de la Secretaría Académica, de la cual depende el SIU, fue la de aceptar a quienes se anotaron, mudando de aula a la comisión en caso de que falte espacio.
En situaciones normales, tampoco hay claridad. La forma que se asignan materias a algunos y a otros se los rechaza es objeto de acusaciones por los miembros de la comunidad universitaria. Mientras el CECSO apunta contra el ranking, "una fórmula que tiene en cuenta tu promedio dividido los años que estás en la carrera, etc.", en la Dirección la etiquetan de "leyenda urbana". Moyano nos comentó que los cupos se asignan por sorteo. "Si la cantidad de gente que se inscribe es menor que el cupo, se vuelve a llamar. Si es igual, se cierra. Y si es mayor, se sortea y al resto se los convoca a buscar aquellos espacios que sí hay." El objetivo sería buscar un equilibrio entre las tres instancias. La mayor demanda de vacantes se dan en dos casos: en los prácticos que están antes o después de los teóricos de la misma materia, y en el turno noche por sobre los horarios diurnos. Tampoco hay referencia al ranking o al sorteo en el Reglamento.
Lo único que podemos encontrar allí es lo que desde el Centro llaman "penalidades". El artículo 70 no permite que un estudiante pueda inscribirse a una materia por un año, si antes se inscribió a esa misma y no la cursó. También da prioridad de inscripción a todos los que deban tres o menos materias para graduarse.

1 comentario:

Leandro Gonzalez dijo...

Pueden ver la resolución del Consejo Directivo en

http://www.fsoc.uba.ar/archivos/institucional/lockout.doc