lunes, 15 de septiembre de 2008

Seamos amigos

Espero que Lapegüe no se enoje porque le robé la idea. Pero viene bien para la (crónica) situación de nuestra facultad. 

Ahora también hay problemas con los docentes. Ayer me llegó un mail en el que 360 profesores de nuestra facultad firman un petitorio. En él, piden al Ministerio de Educación por más presupuesto y convocan a la marcha de hoy. El punto conflictivo es el 5º, ya que piden diálogo entre los miembros de la facultad "respetando el derecho a estudiar y a enseñar con las puertas de las sedes abiertas". Para enviar adhesiones, los docentes deben enviar un mail a la casilla del profesor en Historia de los Medios y directivo de la facultad, Julio Moyano: jmoyano@mail.fsoc.uba.ar. Entre las firmas, están las de Campolongo, Entel, Baigorria, Alabarces y hasta Adolfo Perez Esquivel.

En edificiounicoya están que vuelan por esto. Publicaron el comunicado de la AGD (la gremial docente de los profesores de Sociales) en el que critican a "la Gestión" por esta movida. Se queja porque el petitorio nada dice del plan de lucha del gremio.  Acusa a los directivos de difundir otra solicitada entre los profesores, pero sin el párrafo que cité. Cosa que habría provocado que algunos docentes firmaron su conformidad a algo que luego cambió. Cuestiona la movilización de hoy por no contar con el apoyo "del movimiento estudiantil ni de numerosos docentes y no docentes". Traducción: organizaron una marcha por más presupuesto el miércoles pasado pero se oponen a la marcha por más presupuesto del lunes (y viceversa).

Los comentarios en el blog son un buen termómetro de la situación. Si bien es imposible saber si la mayoría apoya o no a qué sector, por lo menos expone las distintas corrientes de opinión que hay en nuestra fábrica recuperada. Están las opiniones medidas, y de las otras. Los que piden seguir con la lucha, que bancan a muerte la toma, y los que tratan a todos de "bolches retrógados y vagos de mierda". Quién dice "loco, vamos a clases, para eso somos estudiantes", los que contestan "bueno, vení a la asamblea y proponé". En el grupo de facebook "edificio único ya" aparecieron varios comentarios quejándose porque, dicen, la última asamblea interfacultades estuvo manipulada por los partidos de izquierda, que a la larga espantan a losautoconvocados.

Por un lado, hay quienes apoyaron la toma, sean militantes o no. Ven en esto una lucha necesaria, porque creen que de otra manera nadie se daría cuenta de lo que ocurre con la educación pública. No importa parar dos, tres o diez días, tomar la facultad o cortar la 9 de julio como planean hacer el 25 de septiembre. Hay que hacerlo porque solo luchando se consigue lo que se quiere. Después, están los que quieren cursar de cualquier manera. Son más conocidos como "vengo, curso y me voy". Como todos, entraron a la facultad a estudiar y buscan recibirse lo antes posible. Suelen quejarse de la mugre, los barbudos del centro, los paros y que el edificio se cae a pedazos. Pero no entran en ninguna movida. No entienden como ellos no tienen tiempo para nada y los militantes están todo el día pasando por los cursos. Quieren tener clases sea como sea.

En el medio, la interminable escala de grises entre un polo y otro. Los que están de acuerdo en ABC, pero D no les gusta. Está el que trabaja todo el día y no puede quedarse la noche en la facultad o ir a una marcha. O los que quieren sumarse, aportar su granito de arena, pero no les cabe llevar una bandera que diga "Plata para educación, no para el Club de París ni las patronales del campo". También el que no votaría a Macri, pero no por eso rechazaría la oportunidad de trabajar en Clarín.

Somos todos estudiantes: los que militan y los que no. Son todos docentes, los que están afiliados a la AGD y los que firmaron el petitorio. Pero las posiciones parecen desencontrarse.

¿Cómo resolvemos este dilema? No tengo idea. Estoy confundido. Lo dejo para que lo piensen.

3 comentarios:

Eleonora dijo...

"respetando el derecho a estudiar y a enseñar con laspuertas de las sedes abiertas"
absolutamente de acuerdo.

1) me parece que la toma no puede concebirse nunca como una medida democratica ni que sirva para algo, a excepcion de perjudicar a quienes no debe perjudicar (lease los estudiantes, los profesores, la sociedad) y beneficiar a quienes no debería beneficiar (es decir, el gobierno nacional, primer y último responsable de cualquier política económica, universitaria, educativa, etc.).

2) lamentablemente la toma tiene muchísima más participacion/ adhesión/ decisión del centro, agrupaciones o "independientes" que en las poco concurridas elecciones votaron a los que hoy presiden el centro.

3) ¿acaso un blog de los estudiantes y NO del centro haría una encuesta (aunque en joda y todo lo que quieran) poniendo como opcion de respuesta una crítica a la vallese ("Que cuando La Vallese le pega a los estudiantes es para sacarle los dientes y que el Ratón Pérez financie la construcción (¿?)"

4) etc. etc. etc.

Eleonora dijo...

pd: seguramente todo el país estuvo enterado y/ o hablando/ discutiendo/ preocupándose por la toma.
(ironía)

pd2: concuerdo en que hay muchos estudiantes que sólo pretenden zafar una materia para estar habilitados a hacer la correlativa y así hasta que les den el título.
por mi parte, a mi lo que me interesa es aprender.

Johann S. Schaermann dijo...

Hay que tener en cuenta una cosa que no tenia en cuenta hasta que se la escuché decir a Alabarces ayer (que es funcionario de la facultad): mientras la facultad está tomada, todo lo administrativo se para también, o sea que no sólo no tenemos clase, sino que los propios profesores se quedan sin cobrar, las becas se quedan paradas, los posgrados, etc.
Hasta ayer, que escuché eso, me parecía que la toma era una buena idea. Ahora lo estoy pensando y me hace acordar bastante a los cortes de ruta y la leche a la basura...

Juan Pablo Ferré.